Perfil de la Producción

img-sobre_o_brasilBrasil es el productor y consumidor de arroz más grande fuera de Asia. EL promedio de u suministro anual llega a 15 millones de toneladas de arroz en cáscara para atender al consumo de 12,14 millones de toneladas. El país forma parte del Mercado Común del Sur (Mercosur) junto con Argentina, Paraguay y Uruguay. Este bloque económico tiene un suministro promedio anual superior a 20 millones de toneladas de arroz (base cáscara), de los cuales 7 millones de toneladas se destinan a la exportación a países terceros o interbloques. Este volumen disponible representa el 18% del total que se moverá a través del comercio internacional en 2013/14.

En los últimos cinco años, Brasil exportó un promedio anual de 1,2 millón de toneladas de arroz, superando 2,07 millones de toneladas en 2011, lo que comprueba su eficiencia y capacidad logística. Además, debido a sus dimensiones continentales y a la alta tecnología empleada en los procesos industriales, el país puede ampliar rápidamente la oferta del grano ante la demanda mundial.

De la cosecha brasileña, cerca del 75% –o 9 millones de toneladas– se cosechan en el sur de Brasil, en los estados de Santa Catarina y Rio Grande do Sul, en 1,25 millón de hectáreas, bajo el clima subtropical. El sistema de cultivo es irrigado y el rendimiento promedio es de 7,5 mil kilos por hectárea del grano largo-fino, del tipo Indica. Todo el cereal para exportación se origina en esta región. El restante de la cosecha nacional, cultivada en las demás regiones, se destina al consumo interno.

Casi 40 mil productores cultivan cerca de 2,4 millones de hectáreas al año, en 500 municipios. La Región Sur concentra 25 mil ricicultores en más de 200 municipios.

En la cosecha 2012/13, el Valor Bruto de Producción (VPB) del arroz en Brasil llegó a R$ 8 mil millones, o casi US$ 4 mil millones. La actividad genera 350 mil empleos directos e indirectos.

Industria

Según estadísticas oficiales, Brasil tiene más de 1.100 industrias procesadoras del cereal. De estas, se consideran cerca de 70 medianas y grandes, y abastecen el 85% del mercado interno. Aproximadamente 40 empresas actúan con exportación, aliando la eficiencia en el procesamiento, oferta de múltiples productos y adecuada capacidad logística para atender a las diferentes demandas. Con programas sectoriales y calificación de procesos y tecnologías, más empresas están habilitándose al mercado externo.

Brasil cuenta con una industria del arroz altamente calificada, innovadora y de alto estándar tecnológico, dirigida a la atención diferenciada y eficiente a los más exigentes estándares de provisión internacional de alimentos. Las empresas nacionales tienen alta flexibilidad en la atención de especificidades demandadas por consumidores de diferentes países, basadas en características de logística y consumo.

El productor rural y la industria cuentan con el soporte técnico de Irga (Instituto Riograndense del Arroz) –aliado del proyecto Brazilian Rice– y de Embrapa (Empresa Brasileña de Investigación Agroganadera). Instituciones públicas, reconocidas mundialmente como importantes órganos de investigación y extensión rural en el área del arroz.

La calidad del órgano brasileño es un diferencial en el comercio mundial, con presencia consolidada en más de 70 países de África, América del Sur, Caribe, Medio Oriente y Europa.

Las ventas externas son proporcionalmente equilibradas entre arroz quebrado (35%), arroz sancochado o integral/cargo (35%) y arroz blanco pulido y/o en cáscara (30%).

En la última década, Brasil ha evolucionado de uno entre los 10 importadores más grandes del mundo para alcanzar el puesto de sexto exportador más grande en 2011. Esta experiencia ha formado una moderna y eficiente estructura comercial, industrial y logística dirigida al mercado internacional. La estabilidad de oferta da soporte a la inserción en el comercio mundial, así como su competitividad y tradición en el libre comercio.